...MI OTRO YO...

TENDIENDO PUENTES...


Enriqueciendo mi soledad me encontrarán,
cada tarde desde hace ya tiempo inmemorial,
esas fracciones que en mí administran lo esencial:
las dudas que en mis mástiles siempre ondearán…

Mucho que ver con mis pactos siempre gozarán
de dones que de forma fiel y reverencial,
sin cargo a voluntad alguna circunstancial,
de entre sus pliegues sin condiciones, manarán...

Dar y tomar sin cargos ni recibos pendientes
dentro del mismo círculo de ímpetu y empeño
reconociendo que no todo ha de estar perdido...

Así he de vivir levantando y tendiendo  puentes
entre el azar miserable y el constante sueño
de no dar aún ningún anhelo por perdido...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Puente sobre el pantano del rio Luna

MILES DE VERSOS...


Tengo miles de versos
esperando el aire de tus besos
tengo miles de palabras
llorando por tu regreso...
Viven escondidos en las páginas
apegadas al blanco del olvido
llamando a gritos a tu cuerpo,
ese que junto al mía
las daba luz y vida
con el mismo latido...
.
Están los amaneceres
difuntos desde su inicio.
No levanta el sol
más de un palmo del sitio
y se coloca siempre al fondo
del horizonte quebradizo.
Como en permanente suicidio
esperando a que llegue el día
en el que todo de nuevo
vuelva a ocupar su sitio...
.
Mis manos, que desconocen
todo lo sucedido,
quieren una y otra vez
escapar a los bolsillos...
Dónde a solas y en silencio
permanecen escondidos
los dedos que encierran
en puños bien apretados
el dolor contenido
por no querer contar
todo lo que no te digo,
a la espera del aviso
de que este tiempo canalla,
en el que a duras penas respiro,
des por concluido...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Anochecer en La Mancha