DON JUAN...


Calibra sus rayos el amanecer
espera silencioso no volverte a ver.
Don Juan sin capa ni espada
que tras la última noche escapa…
.
Vergüenza de propios y ajenos
que miran tus hazañas de lejos
no pueden ni quieren saber
quién fue esta vez ni el porqué…
.
Ajado don Juan de escabel
escalando muros sin corcel
llamando a todas las puertas
que alguna se abrirá resuelta…
.
Las canas te adornan las sienes
y aún no aprendiste a querer
sólo sucumbes al vencido
no existe el amor bien servido…
.
Don Juan de los infiernos
cerraron las puertas los cielos,
¿Qué será de ti sin las ofrendas
del tiempo y sus riendas?
.
Calibra la noche también,
la Luna no te vino a ver.
Y escapas en silencio y a oscuras
hacía dónde habita la locura…
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / AVILÉS(Asturias)

BATALLAS PERDIDAS...


De todas sus batallas perdidas
la suya era la más querida
a pesar de que nunca tuvo garantías
ni certezas, ni evidencia
de salir de ella con vida...
De todas las guerras y escaramuzas
dejadas en las páginas de diarios
escritos con sangre en vez de tinta,
la suya siempre fue la única
que dio de antemano por perdida...
Ahora sueña que vive a ratos,
que le hace visitas efímeras
y faltas de melancolía...
A otros que muere y a la vez resucita
derramando sobre si misma
la indulgencia que nadie le porfía...
Volver a la paz de las jornadas,
a los valles más profundos y oscuros,
a las cumbres ahogadas en vanidad,
volver a las sendas prohibidas
del mar disfrazado de esperanza
aguardando a la vuelta de la esquina...
Pisar las arenas y sentir
que la sal le muerde las heridas
sin dar tregua a la galerna ingobernable
ni espacio a las necias utopías...
Pero aún no mudó su coraza
empapada de pretérito pluscuaimperfecto
y ya se siente desnuda
de piel y escalofríos...
Solo sus manos velan
lo que queda de aquellas ofensivas.
Con ello levanta puentes que caen
bajo sus pies
al final de cada día...
Y protocolos de actuación
quemando cuadernos de caligrafía...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / ARTEDO(Asturias)

EL MAR...


No estará esta tarde el mar
esperando a la lluvia ingenua.
Se retira y deja apenas de si mismo
una exhalación de su estela blanquecina
sobre las arenas oscilantes,
un poco de nostalgia vestidas...
Van y vienen sus corpúsculos
en el regazo de las brisas
entregados al bamboleo de las mareas
mientras la aurora aún dormita...
Se fue el mar y no quiere sentir
que a la tempestad se doblega,
que abandona vencido, la orilla, 
para quizá morir al fondo del horizonte
donde reina la añoranza...
!Que sinrazón! grita la roca desde el acantilado,
seré más del viento que a dentelladas
derrama sobre los demás su ira.
Grita una y otra vez la roca
con rabia incontenida,
su nombre y apellidos
como si en ello le fuera la vida.
.
Se retira el mar en silencio.
Su suerte está echada.
Allí donde se confunden cielo y eternidad
aletea por última vez
escondiendo alguna lágrima furtiva...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / SALINAS(Asturias)

ETERNIDAD...


Galatea Santos® /5 -6- 2017

LLUVIA...


Nada fue improvisado…
Todo se preparó con el mayor cuidado.
Poco a poco fueron llegando
atendiendo a la llamada que de lejos hizo
el viento del sur en su escapada,
ocupando en formación
el horizonte de la mañana.
.
Dieron el tiempo preciso a todas las inquilinas.
para hacer el recuento.
No podía faltar ninguna.
Todas preparadas
en perfecta armonía, en perfecta sintonía.
.
Una a una en su tormento,
como niña con lazada al viento
hizo gala de acicalamiento,
con el brillo en la cara y transparencia en la mirada.
Para la ocasión vestidas quedaron
con sus mejores de galas..
.
Y una vez despedido al rey y dormida la reina,
por el salón iniciaron su danza
deslizándose con las caricias
del baile que adorna a la vida,
del baile que empapa las avenidas
y llama a los ventanales
con las sonoras energías de quien toca a unísono,
la más bella melodía:
gotas de lluvia en sintonía…
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / BUEÑO (Asturias)



Mil gracias siempre Lola y Paco...
Se os quiere...Mucho...Todo...





DE CERCA...


Y nos iremos dejando. Así, de cerca.
Como se dejan la noche y el día:
despacio, sin prisas,
desangrándose gota a gota
en cada rayo que nace,
con inexorable melancolía,
con la frialdad de la muerte
sin máscaras ni disfraces...
Nos iremos dejando a tiempos cortos,
en secreto y casi sin saberlo.
Ni el uno ni el otro.
Resbalando por nuestra piel
que aún no sabemos rota,
la indiferencia a lo que no vemos,
el sufrimiento descolorido,
las exigencias de última hora...
Nos iremos padeciendo de ceguera
de este fracaso construido
a golpe de miedo
a todo lo que nunca fuimos...
Y una vez lejos 
jamás recordaremos que un día existimos.
.
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Amanecer en Guadalajara

CALLO...


Callo sólo para existirme,
para concretar mis bordes
y definir mis aristas de mujer
más punzantes y salientes.
Para perfilar de nuevo mi sombra,
para salvarla de las tinieblas
y los claroscuros de esta memoria
salvaje y canalla, rebelde y déspota
que me grita a todas horas
desde el otro lado de la pared
de esta prisión de ti devota...
Guardo mi voz y quito razones
a la causa de mis plegarias
que no hay dios que resista
tal cantidad de ruegos
con tanta pena y tan poca gloria.
Escucha bien lo que no digo,
lo que guardo en los armarios
llenos de despojos de otro tiempo
más vibrante, más rotundo,
menos colmado de contratiempos.
Y ahí quizá encuentres
las razones de mis sigilos,
de mis pasos silenciosos
sobre la orilla de mis palabras...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Las Caldas (OVIEDO)

UTOPÍAS...

Decían por aquel entonces
que nada sería lo que parecía
que la verdad jugaría entre las sombras
a ser dogma y artificio.
Y entre los renglones disfrazados de relato
se escondieron las luminarias del día,
la inquietud de las tardes
y las certezas de las noches vacías.
Contaban que era ya leyenda
la semblanza que se vendía
a precio único, a pie de asfalto,
sin descuentos de última hora
ni garantías de suma equitativa
en caso de escarcha en las pupilas
o de corazón fracturado entre las manos.
Así se compusieron las deudas,
las que aceptamos como propias
cuando no fueron mas que utopías
de corto recorrido y mísero saldo.
Volverán a contar aquella historia.
Pero ya no seremos los mismos.
Ni el balcón al que nos asomamos
guardará sus oteros entre rosas y cantos.
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Río Bernesga y puente romano (León)

CUERDOS...


Sobraban intenciones y faltaba juicio.
Para bien o para mal, no existe
la medida que dimensione a ciencia cierta
las horas imprecisas e inexactas
que deslucí asomada a mi ventanal...
Allí, a mil metros de inquietud sobre el suelo,
quise volar sin alas ni rumbo cierto.
El cielo es una pista libre
siempre dispuesta para el ascenso,
nunca concurre a la caída en desgracia
tras un vuelo libre de lindes y términos concretos...
Sobraba quizá alborozo y aleluyas,
jubilo y carnaval del arco iris
que olvidó con un gesto impune
que a ras de suelo aún existen
punzadas en el pecho
vestidas de blanco y negro...
Fue el luto de los últimos cuerdos
los que hicieron el resto,
los que hoy guardan la locura
a salvo de aquellos tiempos
vagando por las calles entre aguaceros...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos® / Pista filandesa (OVIEDO)