...MI OTRO YO...

CALLADA...

Escalar por el tallo de tus risas
 hacia las rosas de tu boca,
deshojar una a una sus hojas
y sentir que es cada espina una caricia…
.
Aún me quedan palabras vírgenes,
aún algunas empapadas
con la sangre del azote de tus bridas
salvajes como las tormentas sin puerto
a quién gritar sus heridas...
.
He de ir mas allá de la duda,
limpiar el polvo de mis suelas
y acallar al último caos
que el viento me susurra…
.
Quedan alojadas en mis retinas
las calles aún mojadas
dispuestas a ser puerto
de mis naves encalladas
en tu recuerdo…
.
Me encerraré de por vida
entre los pliegues de tus ojos
y esperaré precisa y callada
a los tiempos que se avecinan
ausente mi cuerpo de ti
venciendo el azar en mi
sorteando mi tristeza…   
.
.
Elizabetta Puig®
Imagen: Trueque, 4 -Patio Cordobés
Derechos Reservados