...MI OTRO YO...

MATIZ..


Rotas la alas y lacradas las historias,
ahora toca caminar en soledad
hacia el monte del extravío.
Con esa soledad, que lleva tu nombre
tatuado hasta en su buena voluntad,
aprendes el oficio de los gatos abandonados
deambulando por los callejones 
pero jamás anclados en lo absoluto de la lejanía
Su voluntad es más fuerte 
que cualquier eventualidad mal entendida.
Siempre existe un mundo equidistante
bajo sus pasos de terciopelo
en el que sostenerse cuando a ras de firme
la realidad, de reojo y con mala baba, nos mira
nos condena y niega las luces del alba.
Es entonces cuando llega el momento de creer
en el poder de las cornisas a cielo abierto,
cuando se han de escalar los muros
con uñas y dientes, a buen ritmo y sin atajar
la osadía de no dejarte vencer 
por la ecuación de un azar perturbado
en este instante de amargo subido de matiz
y escaso de colorido...
.
Elizabetta Puig® / Derechos Reservados
Imagen: Galatea Santos®/ Puerto de LUARCA (ASTURIAS)

No hay comentarios:

Publicar un comentario